domingo, 29 de mayo de 2016

Tu libro por mi tuit


El Pago Social: un equilibrado quid pro quo





Desde que la empresa Pay with a Tweet nos sorprendiera en 2010 con esta revolucionaria forma de pago, diferentes sectores del mercado han adaptado la idea a sus negocios. La reacción viral en cadena hace del denominado Pago Social un valor en alza. 

En Lektu ofrecemos a editoriales y autores diferentes formas de pago para que elijan cómo quieren comercializar sus obras y, entre ellas, se incluye el Pago Social. Éste no implica una transacción económica, sino que el cliente paga en forma de publicidad. Si un autor o una editorial deciden escoger esta opción para la venta de alguno de sus productos (ya sea libro electrónico, cómic, audiolibro, podcast, música o video), el cliente recibirá un aviso al pulsar el botón de compra (la palabra “comprar” estará sustituida por el texto “Pago Social”). Para obtener el contenido, deberá enviar vía Twitter o Facebook una frase que indique que se ha descargado la obra, pudiendo escoger entre una de las dos redes sociales. Si el usuario opta por tuitear, el editor o autor recibirá una mención en el tuit si así lo desea.

Lektu atrae cada día, con estas nuevas opciones, a fanzines, revistas o cómics que ya estaban gratuitamente en internet, y a autores que deciden distribuir sus libros sin el respaldo de una editorial (en España, uno de cada cuatro ebooks vendidos es un libro autoeditado).

El PPT (pago por tuit) también tiene algunos detractores que lo consideran spam, pero como usuarios de redes sociales estamos más que habituados a publicar en qué restaurante estamos, a qué concierto asistimos y, ¿por qué no?, qué libro estamos leyendo y dónde lo hemos comprado. Además, si “se corre la voz” de que adquirir esa obra es tan sencillo como tuitearlo o ponerlo en nuestro muro de Facebook, atraeremos a futuros posibles clientes. Al tener una experiencia de compra satisfactoria, los usuarios ayudarán a difundir la información, produciéndose la famosa reacción en cadena.

Adquirir un producto en Lektu utilizando el Pago Social es muy sencillo. Además, el lector tiene la posibilidad de escribir el texto que prefiera, no está predeterminado. Si se ofrece un contenido de forma social, se crea una buena reputación online y quizá los usuarios de esta técnica, normalmente habituales consumidores de cultura digital, volverán a la plataforma para conseguir otras obras del mismo autor o le premiarán de alguna manera (quizá con el “paga si te gusta”, en el que nos detendremos otro día).

Entre la descarga totalmente gratis y el precio fijo se encontraría esta forma de pago que podemos considerar un quid pro quo

En los dos años de trayectoria de Lektu el éxito del Pago Social es incontestable: 16.000 descargas que hacen una media de 22 al día. 

Entre los objetivos fundacionales de Lektu se encuentra ofrecer nuevos canales de comercialización de contenido digital. El Pago Social es uno de ellos. Cada día la plataforma añade modificaciones y ampliaciones inspiradas en la experiencia de los usuarios. Por ejemplo, los editores pueden contactar posteriormente con los lectores que hayan descargado algún producto suyo, ayudándoles así a crear comunidad. Esto puede ser especialmente útil cuando se trata de publicaciones seriadas. Cuando el editor sube una nueva entrega de la serie o revista, puede notificar a los que se descargaron el producto anterior que ya está disponible el siguiente. 


Los creadores de contenido en general y los escritores en particular multiplican su presencia en las redes sociales, manteniendo una relación con sus lectores impensable hace sólo un lustro. 

De las 3934 referencias del catálogo de Lektu (si lees este post dentro de unos días ya serán más de 4000), 248 se descargan de esta forma. Así que, ¡autores!, ¿a qué estáis esperando? ¡Os cambio vuestros libros por mis tuits!


Lali Rico

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada