lunes, 29 de agosto de 2016

Disfruta primero y paga después. Si quieres.

Ejemplo de ebook que utiliza el "Paga si te gusta"
Desde los inicios de Lektu tuvimos claro que había que incorporar el “Paga si te gusta” como método de pago. El 'pricing' se ha convertido en un arte y es necesario ofrecer a los autores y editores nuevas fórmulas de comercialización.

Con esta opción permitimos que los lectores adquieran el producto sin ningún coste social o económico. Sin embargo, se fija un precio que el usuario puede pagar si le ha gustado. Este pago no es en ningún caso obligatorio, pues se intenta fomentar un espíritu de cooperación justo pero no imperativo.

Cuando ha pasado un tiempo después de la descarga del producto, Lektu envía un correo invitando al usuario a realizar el pago si le ha gustado la obra.

El "Paga si te gusta" no es una fórmula demasiado extendida; sin embargo, hace ya años que algunos escritores comenzaron a utilizarla con diferentes características y particularidades. En España podemos destacar al autor Gabri Ródenas que en 2013 ofreció el 25% de dos de sus libros gratis. Después nos daba la posibilidad de pagar por la totalidad si nos había gustado lo que habíamos leído.

Un caso más reciente es el de la comunidad virtual de lectores BiblioEteca, donde utilizan el "Paga si te gusta" al considerarlo el método ideal para unir al lector con el autor y a la vez al lector con otros lectores, mediante un sistema de puntuaciones que puede orientarnos sobre si el libro le está pareciendo interesante a otras personas.

En otros sectores, como el de la moda, el "Paga si te gusta" se aplica con diferentes matices. La empresa estadounidense MM.LaFleur te envía gratuitamente a casa una caja con cinco 'looks' distintos con todos los accesorios incluidos. Puedes probarte toda la ropa tranquilamente en casa y quedarte sólo lo que te gusta. Y, claro, sólo pagas por esas prendas. Lo demás lo puedes devolver también gratuitamente. También, en otras ocasiones se utiliza esta forma de pago como reclamo puntual, tal como hizo el  Bioparc de Fuengirola que recurrió al "Paga si te gusta" para celebrar que el parque cumplía 15 años.

Algunos escritores que se autoeditan deciden ofrecer sus obras en sus propios blogs, utilizando el “Paga si te gusta” como método para darse a conocer o dar publicidad a sus creaciones. El hecho de establecer el pago "después" de la experiencia de consumo puede fomentar el precio justo a pesar de que siempre nos encontraremos con personas que no paguen, les haya gustado o no.




En Lektu, cuando el editor / autor se decide a presentar su obra invitándonos a pagar si nos ha gustado el producto, tiene a su disposición estadísticas de visitas y ventas en tiempo real para ver si está siendo efectivo. De hecho, los autores y los editores cuentan con estas herramientas elijan la manera que elijan de comercializar sus productos en la plataforma. Damos toda la información de los resultados de nuestras acciones digitales de manera transparente.

Como ya os hemos expresado en más de una ocasión, creemos que existe un nuevo tipo de lector comprometido con la compra, pero a la vez exigente y crítico, que estamos seguros de que pagará si le ha gustado.


Lali Rico

1 comentario:

  1. Yo estoy muy satisfecho con el Paga si te gusta. ¿He tenido ingresos? No. Pero el sistema es algo que me asombra y hacéis muy bien en implementarlo.

    ResponderEliminar