miércoles, 10 de agosto de 2016

Cels Piñol, el coleccionista de fans


Entrevistamos al guionista y dibujante Cels Piñol, creador de Fanhunter, en el momento en que acaba de firmar un acuerdo con Devir Iberia.
Piñol es tan prolífico como polifacético. Cinéfilo y melómano, lleva más de 25 años triunfando con sus narizones. Ha pasado por Planeta y Panini y ha conseguido que tres generaciones de fans hagan cola para la firma de sus cómics. Admite que en los últimos tiempos las redes sociales retroalimentan a sus seguidores. Ejerce como "fan activo" y prueba de ello ha sido publicar un Kalkitos a nivel internacional dirigiéndose él mismo al dueño de la licencia.
Hoy nos habla de la nueva etapa y de su experiencia personal como editor en Lektu.


Parece que la palabra FAN es un eje vertebrador de toda tu trayectoria profesional y personal: ¿qué es para ti ser un fan? ¿De qué y de quién es fan Cels Piñol en 2016?


Sí, la verdad es que la palabra FAN, como prefijo o sufijo, es marca de la casa y define que una obra forme parte del universo Fanhunter, ya que los personajes, ya sea en el futuro apocalíptico o en el presente, suelen ser los mismos o distintas versiones de un mismo fan. Simplemente se aplica a cada uno de los géneros que quiero tratar:

Deadfan, zombies y terror; Outfan, ciencia-ficción; Fanpiro, terror y mucha influencia vampírica; Fan Letal, historias sobre coleccionistas; Fanboria, espada, brujería y dragonadas...
Alguien es fan cuando no se trata de una moda pasajera, sino de algo que cala muy dentro de ti
Eres fan cuando te gusta mucho una cosa, cuando te identificas con ella, ya sea durante una etapa de tu vida (infancia, adolescencia, madurez) o durante TODA tu vida. Y alguien es fan cuando no se trata de una moda pasajera, sino de algo que cala muy dentro de ti.
El otro día me hicieron por la radio la misma pregunta: "¿de qué eres realmente fan?". Y la verdad es que es una lista bastante amplia, pero si lo reducimos a "esto nunca lo vendería por eBay y me emociono cada vez que hablo de ello", podríamos generalizar en James Bond, Star Trek, Indiana Jones, Alien, Mad Max, Marvel, Andrew Vachss,Canción de Hielo y Fuego, Micronautas, Dennis Lehane (las novelas de Kenzie y Gennaro, H.P. Lovecraft, Jerry Goldsmith... Que alguien me detenga. :)

¿Después de 26 años de carrera, sigues coleccionando cosas?

Por supuesto. Menos que antes, por un serio problema de espacio. Cuando tienes hijos, debes hacer que las líneas de defensa de tu colección de libros, cómics, vinilos, películas, juegos, figuritas, etc., retrocedan para dejar espacio. Cuando me di cuenta de que tenía el tesoro repartido en tres casas y una oficina, decidí frenar, incluso vender.

Pero consumo mucha cultura y subcultura, así que una vez por semana voy a librerías o tiendas de cómics y, con algo de contención, siempre acabo llevándome algo a casa para mí y ahora también para mi hijas, que me han salido lectoras las dos.



Una era Fanhunter concluyó en 2015, pero juegos, novelas, webcómics y merchandising siguen triunfando. ¿Qué pasará ahora? ¿En qué estás trabajando?

Pues después de cerrar el círculo (Fanhunter tiene un principio y un final, el resto puede "jugarlo" cada uno), hemos cedido la licencia global a Devir Iberia para que representen la marca y los personajes tanto en España como en el mercado internacional. Ellos moverán la licencia pero además han iniciado la producción de cuatro juegos de Fanhunter: Juego de rol, Juego de miniaturas (Fanhunter Urban Warfare), Juego de tablero y Juego de cartas. Algunos ya están en pleno desarrollo, y otros tanteando sistemas de juego, diseño, etc. Lo gestionarán todo menos cómics y novelas.


Por otro lado, Gigamesh Ediciones publicará los cómics de Fanhunter, que estarán muy relacionados con los juegos y ambientados entre ese "principio y final" de Fanhunter. El primer libro será un reboot del Fanhunter Drácula que dibujé con Chemapamundi, y está previsto para 2017 el Fanhunter: Asalto a la Librería del Distrito 13, co-guionizado por Juan Antoni Martín Piñol.
Por su parte, Panini se queda con la licencia de las novelas de Fanhunter y publicará en breve Fanhunter: Las Montañas de la Locura. Hatari Force, secuela del libro que puede encontrarse en Lektu pero que puede leerse de forma independiente.



Lo bueno del trato con Devir es que ellos se encargan de revisar las propuestas relacionadas con Fanhunter: video-juegos, merchandising, multimedia, etc., y así yo tengo más tiempo para dedicarme a la creación, porque siempre acababa dispersándome en mil cosas.


Lo que más inquieta a los fans de Fanhunter, al menos lo que hemos detectado en redes sociales, es el futuro del Peluche del Papa Alejo. La cesión de la licencia a Devir comporta que yo no haga más crowdfundings, y el Peluche Alejo iba a salir por Verkami en septiembre, así que ahora faltará ver si lo produce alguien o se busca otra forma de que vea la luz. Un par de empresas ya nos han preguntado por los costes del Peluche de Don Depresor. Pero ahora deberán tratar con Devir, no conmigo.

¿Cómo has conseguido que nuevas generaciones se incorporen al universo Fanhunter? La continuas referencias culturales, ¿no dificultan el acceso?

En primer lugar, colocando glosarios al final de cada obra donde las referencias quedan explicadas. Por otro lado, durante 25 años, como he comentado cuando me preguntabas por lo que significa ser FAN, las referencias que he puesto en Fanhunter son, en su mayoría, atemporales, cosas muy mitómanas que también captan y asimilan las nuevas generaciones. Y lo que sí he intentado es que la historia pueda entenderse sin tener que fijarse en las referencias y eso se consigue con unos personajes con mucha personalidad y con un carácter muy marcado que gusten a los lectores.



“James Bond es eterno, Crepúsculo no”
James Bond es eterno. Crepúsculo no. El Señor de los Anillos perdurará. La saga Divergente tiene fecha de caducidad. Tiburón es un clásico. Escuadrón Suicida es una anécdota. Fanhunter es la historia de tres generaciones de fans y sigue siendo toda una satisfacción ver cómo los nuevos lectores buscan las referencias por Internet y descubren obras, personajes y autores que les llevan a leer más, ver más películas, consumir más cultura y, claro, ellos/ellas tienen más posibilidades que otros de sobrevivir a un tirano demente gracias a sus conocimientos frikis.
Eso es lo que veía y ha visto siempre Devir en Fanhunter: hay FANS en TODO el mundo, y ahora más que nunca.

Ilustrador, guionista, escritor, community manager, asesor cultural, ¿eres un hombre del renacimiento?, ¿o simplemente no puedes parar quieto?

No sé estar quiero. Lo decía Robert Redford: "Si no te mueves, te mueres". Y ha sido así 27 años de profesional en esas actividades que citas y en muchas otras. Pero últimamente tengo otras responsabilidades y he tenido que aprender a seleccionar. Por eso he cedido la licencia y voy a tener más tiempo para no escribir y dibujar a lo loco, aunque mi editores me piden que no deje del todo esa faceta caótica de creación porque ha funcionado bien todo este tiempo.



Los lectores conocen tu perfil de autor, pero quizá tu labor como editor no sea tan conocida y queremos destacar especialmente esa faceta. Tu actividad dentro de Lektu es de las más exitosas y eres, creemos, uno de los autores que más provecho saca de las herramientas que hemos creado, ¿cómo ves el mundo de la venta de contenido digital? ¿Nos puedes explicar por qué usas Lektu para distribuir tus productos? ¿Cuáles fueron tus experiencias anteriores a Lektu en lo que se refiere a la distribución de ese contenido digital?
Lektu era la plataforma que estábamos esperando

Anteriormente a Lektu, estuve vendiendo cómics digitales con Koomic y acabé muy contento por la promoción que me dieron y por cómo cuidaron y diseñaron cada una de las obras. Es un equipo formidable que, lástima, puede que se adelantara un poco a los tiempos en que nos hemos acostumbrado a consumir obras digitales y quizás se incidió demasiado en la protección de la obra. Estoy en deuda con ellos por todo lo que hicieron y ahora, en Estudio Fénix, son uno de los equipos mejor preparados para digitalizar obras de cara a distribuirlas por Internet.

Empecé a utilizar Lektu porque es fácil para los editores, porque se promociona mucho la obra, por las maravillosas y originales fórmulas de comercialización que ofrece y porque se está creando en su entorno una comunidad de creadores y usuarios en la que te sientes acogido.
Lektu era la plataforma que muchos de nosotros estábamos esperando.

También comercializas personalmente tu obra a través de Bigcartel, ¿existe la posibilidad de que algún día veamos tus peluches en Lektu?

En Bigcartel comercializo sobre todo dibujos originales, gestiono las commissions y vendo merchandising. He hablado ya con el equipo de Lektu para incluir productos físicos y estoy negociando un trato de compra de mis productos a Panini.

También estoy a la espera de que Lektu pueda ofrecer productos no-libros porque en breve vamos a tener algunas novedades interesantes, además del peluche (que ya está casi agotado); y los lectores nos suelen comprar, además de los libros y originales, mercha relacionado.
La interfaz de Lektu nos permite trabajar muy bien con todo tipo de stocks, grandes y pequeños, y vamos a empezar a aprovecharnos de ello. Además, estamos también preparando ítems exclusivos (láminas, pins, etc.) que se regalarán con cada compra.


¿Qué te ha funcionado en Lektu? Tu opinión es muy importante para poder escuchar de primera mano con qué herramientas cuentan los editores en nuestra plataforma.

En primer lugar, me ha permitido llegar a lectores que no encontraban mi obra porque una gran parte del catálogo se ha agotado. También me ha funcionado bien la parte económica: por primera vez ganamos dinero con la venta de obras digitales. No es una cantidad enorme, pero ya sale a cuenta diseñar/adaptar una obra especialmente para tablets y ordenadores. Pero es algo de largo recorrido. Hay que ser paciente y esperar que las obras colgadas en Lektu vayan facturando, o en el caso de las gratuitas o de pago social, que se genere un interés por la obra que también atrae a los lectores de la obra física.

Sobre las herramientas: tenemos todas las que necesitamos, desde el mailing que se crea para anunciar las novedades hasta la interfaz general donde puedes controlar al milímetro tus ventas, tu público, tus tendencias, la facturación. Limpito y bien ordenado. Es un aplicación que por programación, por sinergias, por comunidad digital, etc., recomiendo fervientemente a editores y autores.

¿Generas tú mismo los PDFs de los ebooks? ¿Has tenido que pedir consejo o ayuda? ¿Los encargas? ¿Cuáles son los problemas con los que te has encontrado en este proceso de aprendizaje?

De algunos libros sí, los genero yo, sobre todo gracias a las enseñanzas del primer compilador de materiales y diseñador, David Carro. Otros materiales vienen de la etapa de Koomic (estamos a punto por fin de subir Plan BB y Fantom Town) y Estudio Fénix preparó expresamente para Lektu la versión digital de la novela Fanhunter: Las Montañas de la Locura.

Lo que sí hacemos, en cada obra, es, como te he comentado antes, adaptarla a formato tablet porque a veces hay que luchar con páginas dobles o montajes complicados que en pantalla no quedan tan bien como en libro.Por eso intentamos que el lector no tenga que ampliar y reducir constantemente, sino que lo que vea en pantalla le ofrezca la mejor experiencia de lectura: ajustar las sangres, remontar las splash page, aumentar la fuente de letra, etc.

¿Por qué usas PDF’s en vez de Epub Fixed o cbz?

Sobre todo PDF porque es el formato que menos problemas nos da, pero vamos a hacer pruebas con otros formatos.


¿Tienes pensado digitalizar material tuyo antiguo y subirlo a Lektu? ¿Es muy complicado gestionar los derechos o quizá la capacidad de producción hace que el proceso sea lento?
Estamos escaneando material antiguo que la gente nos solicita y creemos que en Lektu podremos crear una Biblioteca Fanhunter que contenga toda la obra

Ahora que voy a tener más tiempo para dedicarme a la creación, voy a pasar mucho tiempo ordenando y clasificando el material antiguo. Con la ayuda de mi hija estamos escaneando material antiguo que la gente nos solicita y creemos que en Lektu podremos crear una Biblioteca Fanhunter que contenga toda la obra.

Y como bien dices el proceso es algo lento porque, sobre todo, tengo que generar las obras nuevas, pero también lo hacemos pensando ya en Lektu. Por ejemplo, Fanhunter Rorke's Drift (Panini) no se publicó en formato comic-book, sino en un formato más cuadrado para que se adaptara mejor a tablet. Y fue el primer cómic digital que salió a la vez que el formato físico con una versión especial y contenido extra. Y, puedo asegurarlo, eso no ha afectado para nada al cómic físico que se han vendido estupendamente.

¿Los ebooks de los cómics lo generas a partir de los originales en papel coloreados o hay que retocarlos?

Los ebooks se generan a partir de Indesign, donde rotulo los textos sobre la base de los tiff o psd, ya sea en color o en blanco y negro. Por eso es muy fácil exportarlos para el formato digital, y muchas veces en una resolución muy alta porque Lektu permite descargar archivos bastante pesados (y en una encuesta, los lectores nos pidieron cuánta más resolución, mejor).

En los antiguos, como te decía, mi hija ha empezado el escaneo, luego los retoco y, esos sí, será un proceso algo lento porque quiero re-rotular los textos con fuente digital en la mayor parte de la obra.

¿Has pensado en hacer en algún momento alguna edición digital "enriquecida" con video, música, multimedia?

Sí, estamos haciendo pruebas. Son una especie de hipervínculos pero con coñas añadidas. Por ejemplo, el lector no tendrá que ir al glosario para entender una referencia, sino que aparecerá un pop-up con la información necesaria y links a internet.

De audio y efectos, estoy pensando alguna que otra idea loca. Ya estoy hablando con compositores y editores de sonido. Pero creo que antes lo importante es conseguir una animación de Fanhunter


¿Crees que el cómic en digital necesita evolucionar?

Más que evolucionar, que lo tiene ya todo, creo que necesita adaptarse más a los formatos, a las tablets. No sirve montar cualquier PDF a cualquier tamaño y venderlo (o regalarlo) sin pensar que si el lector lo ve como algo improvisado y "feo" quizás estemos perdiendo la oportunidad de fidelizarlo. Cuando veo esos libros físicos con esos cuerpos de letra enormes, con esos interlineados hechos para llenar y poder vender tapas duras chungas, con ese papel de ala de mosca, vuelvo a dejar el libro en la estantería de la tienda. Lo mismo pasa con el formato digital: hay que cuidar el producto, hay que ofrecerlo bonito.

Bajo tu experiencia, ¿cómo contemplas el campo de la autoedición? ¿Crees que es el camino "obligado" para nuevos autores tal y como está el sector hoy en día en España? ¿Más aún si nos referimos a la edición digital?

Como sucede con todo, pronto habrá saturación de obras, pero no importa. En las librerías ocurre lo mismo, debemos luchar por nuestro espacio, por nuestro público, así que lo veo positivo. Autoeditarse es una buena opción. Aunque siempre he estado en grandes editoriales, nunca he dejado de autoeditarme y, al cabo del tiempo, los editores han "comprado" esa obra autoeditada o la fórmula que he utilizado para hacerlo.

Yo necesito un editor que me persiga, que me marque el tempo, que me guíe, porque la dispersión de proyectos es muy grande y una figura del "alto mando" me ayuda a organizarme. Pero la libertad de publicar donde quieras, en el formato que quieras y sin control, sabiendo que tu apuesta es la ganadora, se lo recomiendo a todo el mundo.
De hecho, yo estoy en Panini, en Gigamesh y en Devir, pero me auto-edito en Lektu. ^___^

En las librerías las novedades se comen el fondo y los productos rotan con una rapidez imposible de gestionar. En Lektu hemos incorporado el producto físico y quizá podría servir como canal de venta adicional, ¿tienes ideas que contribuyan a comercializar los stocks que no pueden estar mucho tiempo expuestos?

Llevo años diciéndolo: el mercado de libros y cómics está saturado. Las librerías no pueden asumirlo todo. No pueden tener fondo. Pero sí, la venta de físico por internet es la solución a la "venta de atrasados" como se dice en lenguaje comiquero. Y es IMPORTANTÍSIMO porque es el último reducto de los libros que la gente descubre "tarde", o sea, cuando su vida en las estanterías ya ha acabado.

En 48 horas los libros pueden estar en tu casa, y, ¡atención!, firmados y dedicados por el autor. Las formas de pago se han multiplicado y, si consigues que Correos no te pierda los envíos, el beneficio por obra vendida es muy superior a lo que ganas por royalty. Si voy una vez a la semana a librerías, son 2 o 3 por semana las que realizo compras por internet, ya sea por muestras que necesito para trabajar o porque he visto una reseña tardía en Goodreads de un libro que apareció hace dos años y que un librero de Kentucky te envía casi sin gastos de envío en una semana. Brutal.

Explícanos la evolución en la relación que se establecía con los lectores por ejemplo en Cómics Forum a través de la sección del correo del lector y la que se establece hoy en día con la inmediatez de las reacciones.

Es evidente: ahora las opiniones son a tiempo real, al momento. Para bien o para mal. Pero de las críticas se aprende y de los comentarios positivos se sacan conclusiones para futuras obras. Y lo mejor: si hay una errata monumental, los lectores suelen avisarte y, ¿sabes lo mejor?, ¡¡puedes corregirla en el archivo y reenviar la versión en buen estado!! En el caso de Fanhunter el feedback con los lectores es muy importante, como antes con las secciones de cartas, porque ellos son los protagonistas de los juegos, de los cómics, de las novelas...


Hace pocos días ha fallecido Paco Camarasa, un editor que contribuyó a la difusión del cómic más allá del sector especializado, ¿el trabajo de qué editores admiras especialmente?

En el caso de Camarasa, entre otras virtudes, apostó por una material que otras editoriales no se habrían atrevido a publicar. Y lo hacía con un gusto exquisito. Admiro a muchos editores, a los que incluso conozco y de los que intento aprender, pero siempre he admirado la figura de un editor de la vieja escuela que ya no está entre nosotros y que tenía una visión privilegiada para llegar a distintos públicos, Juanjo Sarto. Trabajar con él era como ser un marine colonial de la edición.


Pasamos a un tema menos serio, pero que genera muchas discusiones apasionadas. Conocemos tu particular visión del mundo de Lovecraft y tenemos una duda: en tu casa, ¿cómo se pronuncia Cthulhu? ¿Eres de los partidarios de "kuh-thoo-lhoo" o de algo más cañí, así como "chulú"?

Yo digo [tulu]. :) Mi hija pequeña también. Pero en la próxima sesión espiritista se lo podemos preguntar a Lovecraft. ^___^


Y, por curiosidad, ¿te gusta tanto "Desayuno con diamantes" como al Papa Alejo?


  1. Tiburón
  2. Patton
  3. Aliens
  4. Heat
  5. Desayuno con diamantes

Ahí está. Al menos en 2016. :)


Lali Rico


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada