viernes, 22 de septiembre de 2017

Nuevos modelos editoriales IV: Entrevista a Nosolorol Ediciones


Perderse en miles de dados


Después de la pausa veraniega, retomamos el curso para seguir acercando a los lectores del blog de Lektu nuevas formas de editar. Seguiremos entrevistando a los protagonistas del cambio en el sector del libro.

El contacto directo con los lectores parece uno de los nexos de unión entre las distintas propuestas de nuevos modelos editoriales que os estamos mostrando: fabricar el producto a la medida del cliente, un trabajo artístico cuidado y una visión global de lo digital y lo físico.

Nosolorol es una editorial de juegos de rol, referente en el mercado en castellano, con un catálogo amplio que combina perfectamente la publicación de grandes clásicos con nuevas tendencias.

Sus inicios se remontan a una revista digital y a lo que se cocía en los foros de aficionados que publicaban ayudas de juegos. En la actualidad comanda el buque Manuel J. Suerio como editor jefe y en el equipo trabajan alrededor de 20 personas. Publican una media de 25 libros al año y tienen más de 100 en su catálogo. De "Vampiro" a "Plenilunio" para el público adulto, pasando por "Pequeños Detectives de Monstruos" para los niños y lanzándose también a los juegos de mesa apostando por "El club de los martes".


Hoy entrevistamos a Pilar M. Espinosa, directora de Ventas y Marketing en Nosolorol Ediciones. Con ella charlamos sobre la comunidad rolera, los nuevos soportes digitales o el concepto de “tienda colaboradora”.
Pilar M. Espinosa, directora de Ventas de Nosolorol

Habéis sido innovadores consiguiendo formar una comunidad de jugadores dispuestos a apoyar la creación de vuestros productos. ¿Cuáles han sido las estrategias para llegar a este nuevo modelo editorial?

Siempre hemos apostado por productos cuidados en todos los aspectos, desde el apartado gráfico pasando por la corrección hasta el acabado final; esto unido a nuestra propensión a crear material propio y a la vez dar voz a autores nacionales son parte del apoyo de la comunidad rolera. Importante también es la relación establecida con los clientes, intentando que sea cercana y atenta para seguir mejorando día a día y fortalecer esos vínculos con los miembros de la comunidad.

Nosolorol nace en 2005 y en 2010 ya apostáis por el formato digital, ¿por qué tan pronto?

Echando la vista atrás 2010 fue el año en el que comenzaban a popularizarse los smartphones, tablets y demás soportes digitales, así que queríamos estar en esa oleada digital que nos invadía y parecía ser estable a largo plazo. Cuando surjan nuevos soportes estaremos preparados para seguir surcando la ola.

Cuando un cliente os compra la edición física de alguno de vuestros productos recibe a la vez la versión digital, ¿habéis constatado que esta unión incrementa las ventas?

Hay un componente de coleccionismo en el mundo del rol que nos gusta cuidar especialmente
La unión de la versión física y la digital para nosotros es natural y nuestro impulso inicial de aunar ambos formatos se basó en esa relación de naturalidad mutua. La venta está relacionada con la calidad del producto (redacción, tema de interés, ilustración, maquetación, encuadernación) más que con la inclusión de la copia digital. Esto es un añadido para poder leer tu manual favorito en cualquier parte sin que resulte perjudicado por el uso del mismo. Hay un componente de coleccionismo en el mundo del rol que nos gusta cuidar especialmente y esta oferta de copia digital con cada manual contribuye en parte a conservar dicho coleccionismo.

Parte del equipo de Nosolorol

De la misma manera, si el cliente ha comprado la versión digital le ofrecéis un descuento para la versión en papel, ¿podéis compartir la ratio de conversión?

Aproximadamente un 3 % de las compras realizadas directamente en nuestra página web han hecho uso de esta oferta.

¿La mayoría de vuestros clientes consumen en digital?

Creemos que sí. En 2015 realizamos una encuesta en la que participaron más de 2000 personas y una de las preguntas era sobre el regalo de la versión digital con el ejemplar físico. La gran mayoría de los encuestados le dio una importancia considerable a este punto, por lo que entendemos que existe realmente una valoración de la copia digital. A nivel de ventas, es decir, entre aquellos que solo consumen digital, la cifra sin embargo es todavía pequeña. Posiblemente es pronto para que el cambio de libro físico a digital siga el camino del CD o del DVD.

Distribuís directamente a tiendas: ¿por qué decidisteis hacer vuestra propia distribución? ¿Cómo conseguís compaginar la venta directa con la distribución a tiendas especializadas?

Para nosotros el canal de tiendas es fundamental, es la parte más importante de nuestra operativa. Sin embargo, venimos de un pasado no tan lejano en el que las tiendas especializadas no estaban tan abiertas a los juegos de rol como lo están ahora, y eso nos obligó a buscar el camino de la venta directa. Ahora la tendencia es muy diferente, pero cerrar la puerta de la venta directa se nos hace muy cuesta arriba por ese recuerdo. Al final, lo que tenemos que tener claro es que nuestro objetivo nunca es competir con las tiendas: nuestras acciones van destinadas mucho más a conseguir la venta en las tiendas que en nuestro sitio web y siempre es prioridad referir al cliente final a una tienda colaboradora que a nuestro sitio, que queda sin embargo como una opción para aquellos clientes finales que lo prefieran.

Habláis de “tienda colaboradora”. ¿Nos podéis explicar el concepto? ¿Tenéis alguna política de incentivos con las librerías especializadas?

Creemos que las tiendas que tienen nuestros juegos son mucho más que puntos de venta y por eso las llamamos tiendas colaboradoras. Intentamos que las tiendas estén informadas y disfruten de cualquier promoción que podamos hacer sobre nuestros productos. Las apoyamos también con eventos, presentaciones y partidas de demostración siempre que está en nuestra mano. Creemos de verdad que una tienda que apuesta por nuestros juegos es una tienda que ha elegido colaborar con nosotros y nuestra obligación es corresponder ese gesto apoyándolas hacia la venta final con todos los recursos a nuestro alcance.

Utilizáis con éxito un modelo particular de preventa en el que el cliente paga el producto incluso seis meses antes de que salga al mercado. Para la editorial las ventajas son evidentes porque puede hacer una previsión y ajustar precios, pero, ¿qué se ofrece a los compradores para que hagan el desembolso antes de recibir el producto?

En nuestras preventas (que voy a distinguir de los mecenazgos con tu permiso) solo transcurren 30 días como máximo desde la puesta a la venta del producto hasta su envío. Son promociones en las que intentamos garantizar un lanzamiento fuerte de títulos importantes, acompañándolo de algún regalo para los que participen en la preventa: una aventura exclusiva, la pantalla del DJ, etc. Ocasionalmente la preventa no incluye obsequio porque da acceso a una edición limitada con unidades reducidas que no será reimpresa, como sucede con las versiones deluxe de algunos títulos.

También utilizáis el mecenazgo o crowdfunding desde hace tiempo, ¿en qué se diferencia de la preventa? ¿Seguiréis por este camino? ¿Cómo llegáis a esas metas tan altas con éxito? "Vampiro: la Mascarada" fue un hito ya en 2014.

Para nosotros el mecenazgo (que no financiación colectiva) es un proceso en el que hacemos al cliente final partícipe de lo que el producto puede llegar a ser. Reconocemos su participación incluyéndole en el libro (en eso es ciertamente igual que la financiación colectiva) pero sin un objetivo que alcanzar para garantizar la publicación del proyecto (y esta creemos que es una diferencia filosófica importante). A cambio de esta confianza y la espera de varios meses ofrecemos metas de un valor muy superior al que se encuentra habitualmente en procesos de este estilo, tratando de configurar una edición de coleccionista irrepetible. Ediciones como las de los 20 aniversario de Mundo de Tinieblas en caja y con un buen número de extras por el mismo valor del manual solo pueden conseguirse con el apoyo de los aficionados. Creemos que la gente sabe que son partícipes del éxito de la edición al apoyar el mecenazgo y que eso les mola. Por nuestra parte la principal preocupación ha sido siempre cómo integrar a las tiendas, pero creemos que ahora mismo hemos avanzado mucho en ese terreno y esperamos hacerlo más en esa dirección. Mientras los aficionados quieran ayudarnos a hacer estas ediciones conmemorativas seguiremos empleando el mecenazgo.

Creemos que la gente sabe que son partícipes del éxito de la edición al apoyar el mecenazgo y que eso les mola

Actualmente utilizáis vuestra propia plataforma para gestionar los mecenazgos, ¿por qué no utilizáis Verkami? ¿Cuándo os decidisteis a crear vuestro propio desarrollo?

Verkami, Lánzanos o, por supuesto, Kickstarter son geniales para aportar la confianza y el alcance que puede que todavía no haya conseguido un determinado proyecto (aunque por desgracia no sean tampoco siempre una garantía). Por fortuna para nosotros no estamos en el punto de necesitar una plataforma que nos ayude a darnos a conocer o que nos proporcione una capa de confianza extra: con muchos títulos en nuestro haber y con un buen número de mecenazgos llevados a puerto con éxito los aficionados ya saben que no arriesgan al apoyar una de nuestras iniciativas.

Parece que la piratería no os preocupa demasiado. Ofrecéis PDFs sin ningún tipo de protección anticopia, ni siquiera marca de agua. ¿Cuál es vuestra opinión sobre la piratería? ¿Cómo luchar contra ella?


El DRM y otros sistemas de protección recuerdan a aquellos agresivos anuncios antipiratería que había en los DVDs originales
Netflix, Itunes, Filmin y otros muchos nos enseñan cómo luchar contra la piratería. Hay que saber que la gente está más que dispuesta a pagar por los contenidos digitales, pero no puede ser de cualquier forma ni como un modelo continuista de la venta física. Nosotros solo estamos al principio del camino, pero creemos que no se trata de luchar contra nadie, se trata de ofrecer las opciones que tu cliente está buscando. El DRM y otros sistemas de protección recuerdan a aquellos agresivos anuncios antipiratería que había en los DVDs originales. ¿Sabes dónde no estaban esos anuncios? En los DVDs piratas, así que los que pagaban por los contenidos eran los que tenían que soportar que se les llamara ladrones prácticamente a la cara. Copiar no es robar y aunque evidentemente creemos que una edición digital debe tener una remuneración justa, también creemos que hay un largo camino y mucho que aprender para que el libro digital llegue donde están los contenidos audiovisuales digitales.

De todos los modelos que habéis probado en todos estos años, ¿hay alguno que hayáis tenido que desestimar porque no haya funcionado?

En los primeros años de la editorial confiamos la distribución de nuestro modesto catálogo a una empresa experta en estas gestiones; con el paso del tiempo observamos que nuestro producto no llegaba a todas las librerías especializadas y no era conocido entre los comerciales, algo fundamental para la venta y el marketing del mismo. En ese punto decidimos dedicarnos a la distribución directa para poder cuidar detalladamente la relación con las tiendas y mimar los nuevos productos que se van añadiendo a nuestro catálogo. Poco a poco vamos llegando a más rincones.


Lali Rico

No hay comentarios:

Publicar un comentario